¿Ya eres parte de Kinótico? Inicia sesión

Sigue leyendo este artículo por solo

0,70€

¡O únete a la comunidad Kinótico con una de las siguientes opciones!

Kinótico Pro

  • 3.99

    / mes

  • 39.99

    / año

Kinótico Industria

  • 9.99

    / mes

  • 99.99

    / año

* Sin compromiso de permanencia. Podrás cancelar cuando quieras

Opinión

CRÍTICA

'Holy Spider', un veneno que abre los ojos y se queda dentro

Este viernes 13 de enero se estrena la nueva película de Ali Abbasi, con la que Zar Amir Ebrahimi consiguió el premio a la Mejor Actriz en el Festival de Cannes

Madrid·Actualizado: 13.01.2023 - 04:36
La actriz Zar Amir-Ebrahimi, en una imagen promocional de la película 'Holy Spider', de Ali Abbasi
La actriz Zar Amir-Ebrahimi, en una imagen promocional de la película 'Holy Spider', de Ali Abbasi · Fotografía: Karma Films

La Palma de Oro suele ser esquiva con los thrillers. Solo muy recientemente el máximo premio del Festival de Cannes ha comenzado a recaer en las comedias [negras, inusuales comedias, como ‘The Square’, ‘Parásitos’ o 'El triángulo de la tristeza'], pero básicamente sigue siendo un territorio para los dramas. Y la sección oficial de la que emana el palmarés suele ser un reflejo ampliado del mismo. Todavía se recuerda el efecto purificador que provocaron las risotadas del público que veía por primera vez ‘Relatos salvajes’ en 2014, una comedia más o menos abierta en la competición oficial. En la selección de 2022 hubo una extraña concentración de thrillers [también inusuales] que podían aspirar a la Palma de Oro.

Podríamos citar ‘Decision to leave’, del surcoreano Park Chan-wook, la historia de cómo un detective que investiga un asesinato cae en la espiral hipnótica que dibuja la viuda de la víctima; podríamos hablar también de ‘Boy from heaven’, un falso thriller religioso de Tarik Saleh en el que se denuncian [o quizá no tanto] las relaciones entre Iglesia y Estado que se entretejen en Egipto; pero quizá el thriller más redondo de la competición oficial de Cannes en 2022, aunque la obra de Park sea visualmente incuestionable y la de Saleh muy novedosa por su ángulo, fuera ‘Holy Spider’, la nueva película del director iraní -nacionalizado danés- Ali Abbasi, que regresó al festival después del inmenso éxito de ‘Border’ y que se estrena este 13 de enero.

La película está inspirada en un asesino en serie que, entre 2000 y 2001, mató a más de una quincena de prostitutas en la ciudad de Mashhad porque tenía la intención de purificar las calles. Hace unos años se rodó un documental sobre el caso, y ahora Abbasi regresa sobre él desde el terreno de la ficción. “No soy un gran fan de los asesinos en serie ni de las películas sobre ellos”, decía en la rueda de prensa de Cannes, “pero el caso empezó a resultarme interesante cuando un cierto segmento de la sociedad empezó a hablar de este tipo como de un héroe desprendido. Era algo más que la historia de un tipo que mataba mujeres, era la historia de una sociedad convertida en asesina en serie”.

La cinta no pudo rodarse en Irán

También te puede interesar