Actualidad

Entrevista

Rolin Jones: “Intentar recrear la novela era la peor adaptación: había que atrapar su espíritu”

Rolin Jones, creador de 'Entrevista con el vampiro' para AMC+, promete que su serie no tiene nada que ver con 'Crónicas vampíricas’ o ‘Crepúsculo’

Madrid·Actualizado: 15.01.2023 - 07:11
Rolin Jones es el responsable de esta nueva adaptación de las novelas de Anne Rice
Rolin Jones es el responsable de esta nueva adaptación de las novelas de Anne Rice · Fotografía: AMC+

El nombre de Rolin Jones, nominado en tres ocasiones a los Premios Emmy, figura detrás de los créditos de series como ‘Friday Night Lights’, ‘Smash’ y ‘Perry Mason’. Esta semana ha desembarcado en AMC+ con su última aventura televisiva, ‘Entrevista con el vampiro’. Llega a España con el éxito cosechado en Estados Unidos como aval, con una base de millones de fans en todo el mundo de la historia de los vampiros creados por Anne Rice y con el atrevimiento de haber introducido cambios en el original.

Lo primero al hablar con él es saber cómo se enfrenta un creador, por muchas tablas que tenga, al reto de adaptar una obra venerada por tanta gente. “Creo que cuando decides hacerlo tienes que ponerte a ti mismo una armadura, porque nunca complaces a todo el mundo. Eso no va a pasar. De hecho, si haces bien tu trabajo, vas a enfurecer a gente. Porque ellos lo tienen construido en su cabeza desde hace mucho tiempo y tú vienes a decepcionarles”, explica en este sentido.

La adaptación, por definición, implica cambios por mucho que haya quien a la hora de ver una serie o una película basada en una obra de cualquier otro medio quiera, incluso exija, que se traslade a la pantalla palabra por palabra. Ese no es el camino. “Un libro se construye de manera distinta a una serie de televisión. Vas a tener que hacer algunas elecciones y creo que la peor adaptación es la que intenta recrear el poder de la novela. Eso nunca va a funcionar, porque se construyen de distinta manera. Lo que intentamos hacer es atrapar el espíritu, tener el mismo efecto que la novela tiene”. Al final, concluye, el mejor camino para sobrellevar esa presión externa o las posibles críticas de los fans del material original es pensar “vale, algunas personas van a odiarte, no mires Internet y estarás bien”.

Fotograma de la película 'Entrevista con el vampiro' (1994), con Tom Cruise y Brad Pitt
Fotograma de la película 'Entrevista con el vampiro' (1994), con Tom Cruise y Brad Pitt · Fotografía: Kinótico

"La película fue una celebración de 1994"

Las novelas de Anne Rice cuentan con millones de lectores en todo el mundo, pero es posible que para un sector de la audiencia su conocimiento de Louis y Lestat se reduzca a la adaptación hecha por Neil Jordan en los noventa con Brad Pitt y Tom Cruise como protagonistas. Sus interpretaciones forman parte del imaginario vampírico audiovisual y han contribuido, en cierta manera, a la romantización del género. En la serie el tono y la idea son otras bastante distintas. Entre risas, Jones apunta que “la película es una celebración de todo lo que era 1994. Creo que, en sus propios términos, es genial”.

Sin embargo, esta ‘Entrevista con el vampiro’ es otra cosa, desde su concepción. “Cuando en AMC me encargaron hacer esto”, recuerda su creador, “me pidieron no repetir una versión más larga de la película, no era en lo que estaban interesados. Querían algo entre ‘The Walking Dead’ y ‘Mad Men’ y creo que nos quedó algo más como ‘Mad Men’ que como ‘The Walking Dead’, pero creo que están a gusto con ello”. De ahí que se aventure a decir que es probable que quien sea fan de la película se sorprenderá al ver su adaptación porque, si bien los “puntos de la trama” están ahí, la relación no va por el mismo camino y se profundiza más en otros aspectos de la misma.

Entonces, qué es lo que se puede esperar entonces de esta serie. Lo que promete Jones a esos espectadores en España que descubren ahora la serie es que “nos lo tomamos en serio y hay una visualización intensa y profunda que, con suerte, les sorprenderá. No vamos a enviarte a ‘Crónicas vampíricas’ o ‘Crepúsculo’. Queremos la yugular, sí, pero pensamos más en una película de John Cassavetes. Algo desordenado, agresivo, tóxico... con un desordenado romance en el centro”.

Es más, en su análisis sobre lo que esperar de ‘Entrevista con el vampiro’ añade que no hay que ser americano para entrar en la serie. Y lo dice así porque cuenta que el director de los episodios cinco y seis lo primero que le dijo al llegar al rodaje fue: “Esto es muy europeo, esta serie es extrañamente muy europea, qué pasa aquí, no es una serie americana”. Con eso en mente, Jones avisa al espectador: “Estate preparado para sentir cosas. Es la historia sobre una persona realmente mayor hablando en el presente a alguien que parece mayor que él sobre su vida”. Todo eso salpicado de su larga experiencia vital, el ambiente de desconfianza entre ambos y la historia americana de principios del siglo XX.

Rolin Jones, durante el rodaje de 'Entrevista con el vampiro'
Rolin Jones, durante el rodaje de 'Entrevista con el vampiro' · Fotografía: AMC+

El verdadero tema central de la serie

Sobrevolando la historia de la relación entre Louis y Lestat hay una cuestión que, para quien ha creado la serie, es el verdadero tema central y siempre fue lo que más le interesó del guion. “Para mí, lo más interesante es la memoria. Hay unos pequeños momentos en el episodio tres en los que se pregunta si llovía o no llovía. Eso es en realidad lo más importante que sucede en la primera temporada de cara a dónde vamos a ir en la segunda”, analiza. Uno de los recursos para explorar el concepto de memoria es, como él mismo añade, colocar en la habitación a un buen periodista para hacer preguntas e incluso empujar al entrevistado a ir “más profundo en sus recuerdos para ver cómo de frágiles y maleables son”. La objetividad, cuando alguien cuenta el relato de su propia vida, no siempre está presente, aunque no se sea consciente de ello.

“Creo que estas cosas son realmente duras, en la serie abordamos cuestiones sobre la raza, lo queer y otras cosas que son muy importantes”, continúa Jones, “pero la serie habla del acto de contar la historia de mi vida y cómo de difícil es”. Porque afecta a más gente más allá de uno mismo, porque implica “decisiones extrañas” tomadas a lo largo del tiempo e, incluso, manipulaciones porque no se puede “enfrentar el trauma o porque quieres pensar mejor de ti”. En este sentido, añade el creador de ‘Entrevista con el vampiro’, “hay una pequeña línea significativa en el episodio dos, cuando Molloy dice que la memoria es un monstruo. Creo que este es el mayor monstruo en esta serie, la memoria”.

Bailey Bass, en una imagen promocional de 'Entrevista con el vampiro'
Bailey Bass, en una imagen promocional de 'Entrevista con el vampiro' · Fotografía: AMC+

El personaje de Claudia y el humor

En la serie estrenada en España por AMC+ este jueves hay varios cambios con respecto a las novelas. Uno de ellos es la edad de Claudia, que en el libro tiene cinco años. La razón parece obvia y Jones da varios motivos. Uno es que “no vas a encontrar una actriz de cinco años que actúe así”. Otro, que “no vas a encontrar a ninguna cadena o a nadie en este mundo que quiera hacer pasar a una niña de cinco años por la exploración sexual que tiene el personaje. Es algo absolutamente único en la novela…”. Otro aspecto en contra de optar por una actriz infantil es que no pueden trabajar más que unas horas a la semana y eso habría reducido notablemente la presencia en pantalla del personaje, capital en esta historia. Así que lo que hicieron fue situarla entrando en la pubertad para plantearse cómo sería vivir eternamente en esa edad.

Lo que sí que estaba en el libro y llama la atención viendo la serie es el humor. Un humor negro, según Jones, que a él le hizo reír varias veces mientras lo leía. Un aspecto del que se aprovecharon a la hora de adaptar porque nunca tuvieron la intención de hacer algo “nihilista”, sino que el entretenimiento estaba entre sus objetivos. Por eso era importante elegir bien a los protagonistas. Con Jacob Anderson, Sam Reid, Bailey Bass y Eric Bogosian tuvieron suerte, reconoce, porque se pueden mover de un registro a otro de manera natural.

Una suerte que se trasladó también a la química entre los dos principales protagonistas, sobre todo teniendo en cuenta que los castings se hicieron por Zoom. “Uno estaba en Londres, otro en Australia y yo en Los Angeles. Tuvimos mucha suerte”, sentencia Jones. De Reid destaca su voz, que “es de las que te hacen girarte para saber quién es”. De Jacob, que tiene “esa clase de humanidad y se muestra muy cómodo con el lenguaje”. Teniendo en cuenta que es él quien cuenta la historia, era algo realmente importante.

También te puede interesar