¿Ya eres parte de Kinótico? Inicia sesión

Sigue leyendo este artículo por solo

0,70€

¡O únete a la comunidad Kinótico con una de las siguientes opciones!

Kinótico Pro

  • 3.99

    / mes

  • 39.99

    / año

Kinótico Industria

  • 9.99

    / mes

  • 99.99

    / año

* Sin compromiso de permanencia. Podrás cancelar cuando quieras

Crítica | BCN Film Fest

'Casa en flames', una espléndida crisis en Can Pujol i Ferrusola

Dani de la Orden (‘Barcelona, noche de verano’) inaugura el BCN Film Fest con una comedia sobre la catalanidad heredera del mismísimo cine de Berlanga

Barcelona·Actualizado: 19.04.2024 - 03:52
Foto promocional de 'Casa en flames' con todo el reparto y el director de la película
Foto promocional de 'Casa en flames' con todo el reparto y el director de la película · Fotografía: BCN FILM FEST

Publicidad
Anuncio:Ad BCN Film Fest 2024

Ya habíamos convivido ‘Tres días con la familia’, y solo tres años han pasado desde ‘Libertad’. Vamos, que los monstruos al sueño de la miseria catalana con segunda residencia no nos caen tan lejos de la película inaugural del BCN Film Fest 'Casa en flames', menos para quienes hemos frecuentado urbanizaciones con placas de Compte amb el gos y estampillas de Sant Jordi en cada puerta. Tampoco nos extrañará ver a Emma Vilarasau, reina del drama después de años en los seriales de TV3, enfundarse el disfraz de tieta que las sabe todas, que votará a Puigdemont y que durante las tardes de verano bebe ginebra y tónica, siempre por separado.

Sin embargo, a partir del instante en que Montse (la Vilarasau) decide pasar por alto un suceso gravísimo, secarse las lágrimas y marcharse igualmente de puente a Cadaqués con su familia, entonces, comprobaremos por qué seguimos considerándola (y de paso, a Nora Navas) una actriz de gran calado, capaz de sostener lógicas de auténtica psicópata y ser al mismo tiempo una madre-coraje, entrañable y graciosa.

Pronto queda claro también que el rebaño de caracteres excéntricos que ha criado y que ahora echa profundamente de menos han enquistado una lengua rápida y una aspereza emocional similares a la suya. Discuten, mucho, donde sea. Deivid (Enric Auquer) y Júlia (María Rodríguez Soto), polluelos con sus propias familias ya, siguen modulando sus ráfagas de pullas de forma que duelan pero nunca escalen tanto para quemarse. Siguen marchándose, ahora entre risotadas, cuando llega el padre (Alberto San Juan) a buscar bronca con Montse.

También te puede interesar