¿Ya eres parte de Kinótico? Inicia sesión

Sigue leyendo este artículo por solo

0,70€

¡O únete a la comunidad Kinótico con una de las siguientes opciones!

Kinótico Pro

  • 3.99

    / mes

  • 39.99

    / año

Kinótico Industria

  • 9.99

    / mes

  • 99.99

    / año

* Sin compromiso de permanencia. Podrás cancelar cuando quieras

ENTREVISTA

Darío Grandinetti y el "tango nostálgico" del desarraigo en 'Empieza el baile'

En Kinótico charlamos con el actor y con Marina Seresesky, la directora de la película, sobre esta 'road movie' argentina que compite por la Biznaga de Oro

Málaga·Actualizado: 15.03.2023 - 05:53
La directora Marina Seresesky y el actor Darío Grandinetti, en el photocall del 'Festival de Málaga'

Entrevista con Marina Seresesky y Darío Grandinetti, directora y protagonista de 'Empieza el baile', en el Festival de Málaga

00:00
La directora Marina Seresesky y el actor Darío Grandinetti, en el photocall del 'Festival de Málaga' · Fotografía: Álex Zea / Festival de Málaga

Publicidad

Anuncio:Ad Festival de Málaga 2023

El tango -ese baile mágico que desconozco completamente y que aparece ante los ojos del profano como un ritual casi mágico- es parte del AND argentino, casi como el dulce de leche. Y ese vehículo es el que utiliza Marina Seresesky en su tercera película para contar una historia de desarraigo que se acaba convirtiendo en una 'road-movie' interior. 'Empieza el baile', que concursa en el Festival de Málaga por la Biznaga de Oro, cuenta la historia de una expareja de tango que se reencuentra después de muchos años -él, Darío Grandinetti, se fue a España; ella, Mercedes Morán, se quedó en Argentina- y que emprende un viaje muy peculiar (auspiciado por el personaje de Jorge Marrale).

"Yo bailaba tango, aquí como me ves", cuenta divertida la directora durante su entrevista con Kinótico. "Antes de vivir aquí, cuando era joven y tenía esas piernas que había que tener para bailar el tango. Me enamoré, me vine a España y me daba un poco de tristeza pensar en todo eso que dejas atrás, tenía una sensación de desarraigo. No quería estar enganchada en la melancolía y corté. Después de muchos años vi una película de tango y eso abrió una catarata, un tsunami, y volvieron un montón de cosas que estaban reprimidas", asegura, para luego afirmar que el guion de la película le salió también prácticamente a borbotones.

"La música suele ser un disparador muy fuerte para mí, pero en este caso el tango, tratándose de la distancia...", reflexiona el actor Darío Grandinetti, sentado a su lado en el Teatro Cervantes de Málaga. "Mira, te voy a decir algo", se dispone a confesar el actor de 'Hable con ella' o 'Hierro'. "A veces, los domingos, cuando estoy aquí en España... me pongo tango. Los domingos por la mañana, mientras leo el periódico y tomo unos mates, pongo al Negro Juárez y escucho un poco de tango. Me remonta también a la radio que escuchaba en casa, las transmisiones deportivas...", dice con los ojos alegres. "Lo asocio a una nostalgia tierna y simpática".

También te puede interesar