Entrevista

Salvador Simó y Larry Levene: “Había que respetar la esencia china de ‘Dragonkeeper’, por el público y por la censura”

Hablamos con el productor Larry Levene y el director de ‘Dragonkeeper (Guardiana de dragones)’, la película de apertura de la 27 edición del Festival de Málaga

Málaga·Actualizado: 01.03.2024 - 10:30
Larry Levene y Salvador Simó presentan 'Dragonkeeper (Guardiana de dragones)' en el Festival de Málaga
Larry Levene y Salvador Simó presentan 'Dragonkeeper (Guardiana de dragones)' en el Festival de Málaga · Fotografía: Kinótico

Publicidad
Anuncio:Ad Festival de Málaga 2024

Salvador Simó vuelve Málaga seis años después de que esta fuera la casilla de salida del exitoso recorrido de su celebrada ópera prima, ‘Buñuel en el laberinto de las tortugas’, una película que acabaría triunfando en los Goya, los Premios del Cine Europeo y el prestigioso Festival de Annecy, la cita más importante para el cine de animación. Ahora el animador barcelonés regresa a la ciudad andaluza con su segunda película, ‘Dragonkeeper (Guardiana de dragones)’, la encargada de inaugurar la 27 edición del Festival de Málaga antes de su desembarco en los cines españoles el 19 de abril. El cineasta barcelonés se ha pasado por el set de Kinótico y Legado Ibérico para hablar de la película más cara del cine español en 2024, una historia para toda la familia que ha costado 20 millones de euros y que se estrenará en casi todo el mundo durante los próximos meses.

La historia de ‘Dragonkeeper’ se desarrolla en tiempos oscuros para la China imperial. Los dragones, antaño amigos y sabios aliados de los hombres, han sido perseguidos durante años y encerrados en mazmorras. En una remota fortaleza en las montañas, una niña ayuda a escapar al último de los dragones y se une a él en una apasionante misión para recuperar el tesoro más preciado: el último huevo de dragón, robado por un malvado hechicero que quiere explotar su potencial mágico para alcanzar la inmortalidad.

La coproducción entre China y España es una adaptación de la primera entrega de la trilogía escrita por Carol Wilkinson, también coguionista de ‘Dragonkeeper’. “Hemos estado en el mercado de Berlín y en los próximos dos o tres meses creemos que vamos a alcanzar el objetivo de estar en todos los países importantes”, explica el productor Larry Levene, que debuta en el cine de animación por todo lo alto después de trabajar en películas como ‘Thi Mai: Rumbo a Vietnam’ y ‘Katmandú, un espejo en el cielo’. “Tenemos los derechos para el segundo y el tercer libro. Nuestra ilusión es poder seguir y continuar con la trilogía”, destaca durante su conversación con Kinótico.

'Dragonkeeper' es la segunda película de Salvador Simó
'Dragonkeeper' es la segunda película de Salvador Simó · Fotografía: A Contracorriente Films

¿Salvador, ¿qué se siente al volver a Málaga, inaugurando además, después del éxito de ‘Buñuel’ en 2018?

"El Festival de Málaga ha tenido el valor de de escoger una cinta de animación para abrir el festival y hay que reconocérselo, la animación en España está floreciendo" (Salvador Simó)

Salvador: La verdad es que es brutal. En su momento con Buñuel me acogieron tremendamente bien, me robaron el corazón y volver a estar aquí y además abriendo el festival con una película de animación es un honor indescriptible. Creo que el Festival de Málaga ha tenido el valor de de escoger una cinta de animación para abrir el festival y hay que reconocérselo, porque yo creo la animación en España está floreciendo y la prueba es que dentro de unos días ‘Robot dreams’ de Pablo Berger va a competir con los Oscars. Hace unos años teníamos a Sergio Pablo con ‘Klaus’. Hay muchas películas españolas que han tenido mucho éxito internacional, por lo que es un gran honor también participar en esta explosión de talento que hay aquí en España en la animación.

Larry, la animación es un proceso de trabajo muy largo. ¿Cómo fueron los orígenes de ‘Dragonkeeper’, porque tú llegaste al proyector incluso antes que Salvador?

Larry: Todo empezó con la adquisición de los derechos de unas novelas que habían tenido un gran éxito internacional de Carol Wilkinson, una trilogía cuyo primer volumen, ‘Dragonkeeper’, transcurre en China durante la dinastía Han. A partir de este contenido, la lógica de producción era buscar un socio en China con el que poder levantar conjuntamente un proyecto que, desde el primer momento, queríamos que fuese una película ambiciosa como ha acabado siendo. Así empezó todo: buscamos un socio en China para poder aprovechar el marco del acuerdo bilateral de coproducción entre España y China, que es algo que China no tiene con demasiados países y que es un ejemplo de colaboración no estrictamente financiera, sino de aportación creativa, industrial y de todo tipo por las dos partes.

Salvador, tú venías de triunfar con tu primera película. ¿Cómo recibiste la llamada para hacerte cargo de un proyecto tan diferente como ‘Buñuel en el laberinto de las tortugas’?

Salvador: En ese momento estaba trabajando en Londres haciendo efectos visuales en ‘Maléfica 2’ cuando me llamaron Larry y Manuel Cristóbal. En ‘Dragonkeeper’ yo empecé diseñando los personajes y estuve trabajando en eso unos meses hasta que el director que había en ese momento dejó el proyecto [Ignacio Ferreras, director de ‘Arrugas’] y me lo ofrecieron a mí. Fue un placer, porque yo ya conocía el proyecto a través de Manuel. Me parecía un reto apasionante y no lo dudé.

Publicidad
Anuncio:Ad Festival de Málaga 2024

¿Cómo ha afectado la pandemia a una producción tan particular como ‘Dragonkeeper’?

Larry: Ya sabes que los proyectos de animación son a largo plazo. Todas las películas de animación necesitan entre seis y siete años, que es lo que hemos tardado también con ‘Dragonkeeper’. Es verdad que el reto de esta película ha sido hacer frente a dos pandemias, y digo dos porque los tiempos de la pandemia en China y en España fueron muy diferentes. Hubo dos aspectos fundamentales en nuestro sector: pasar de trabajar el estudio a hacerlo en el remoto y la manera en la que hemos podido superar esos largos cierres estableciendo un ‘pipeline’ de trabajo entre los dos coproductoras que nos permitió hacer una coordinación de trabajo a través de Zoom.

En los créditos aparece un director, Salvador Simó, y un codirector, Li Jianping. ¿Cómo ha funcionado esa relación?

Larry: La película tiene un director principal y un codirector, que es algo que está así desde el acuerdo de coproducción. Quien ha tenido la responsabilidad de todas las decisiones creativas ha sido Salvador Simó. Esta es una película dirigida por Salvador Simó y codirigida por el director chino Li Jianping, que ha ayudado en la toma de decisiones con Salvador aunque él sobre tuviera la última palabra sobre la película y, sobre todo, respetar las características chinas de la película, que son muy importantes no solamente el público chino sino de la censura china. Estamos hablando no de líneas rojas que no se podían cruzar, sino de adecuación estricta y fiel a las características arquitectónicas, los vestidos, la forma de peinarse… Todo ha sido de una precisión y respeto total, y en ese sentido el gran responsable ha sido el director chino.

Salvador: Todos recordamos aquella película de ‘Misión Imposible’ donde mezclaban en Sevilla las fallas y la Semana Santa. Nosotros no queríamos esto, queríamos intentar ser lo más fieles posibles a la China real de la dinastía Han. Mister Li, que es como le llamábamos nosotros, fue un gran asesor cultural y una gran ayuda para que nosotros pudiéramos centrarnos en hacer la película.

Salvador, ¿cómo has vivido tú ese salto a una producción más familiar y más grande que tu debut?

"Dentro de que es una película comercial y una película para todos los públicos, creo que de alguna manera sigue habiendo vestigios de ‘Buñuel’ en ‘Dragonkeeper’" (Salvador Simó)

Salvador: Para mí es lo mismo, sinceramente. Cuando haces una película, haces una película, y te dejas la piel hasta el final hagas lo que hagas. Yo he hecho cine comercial toda la vida y llevo 35 años trabajando en cine de animación. Es verdad que a mi ‘Buñuel’ me abrió otra manera de hacer cine, me permitió buscar mi voz y la manera de contar la historia. Dentro de que es una película comercial y una película para todos los públicos, creo que de alguna manera sigue habiendo vestigios de ‘Buñuel’ en ‘Dragonkeeper’. Yo he disfrutado tremendamente con este proyecto, sobre todo porque me tomé en serio la responsabilidad con el público, especialmente con el público infantil al que quería tratar con mucho respeto. Muchas veces ves películas que tratan al público de una manera un poco más… condescendiente.

'Dragonkeepers' es la producción española más grande del 2024: 20 millones de euros
'Dragonkeepers' es la producción española más grande del 2024: 20 millones de euros · Fotografía: Festival de Málaga

¿Cuál creéis que es el ADN de ‘Dragonkeeper’, lo que va a llevar a las familias a los cines?

Salvador: Como bien dice nuestro director de animación, Abraham López, ¡esta es una película de dragones! Aparte de esto, creo que es una película familiar y una aventura. Con Larry hablamos al principio de que queríamos recuperar la forma en las que se contaban las historias de aventuras como Indiana Jones o los Gremlins. Te dejaba con una sensación de “wow” y ‘Dragonkeeper’ intenta recuperar esa forma de contar una gran aventura, aunque evidentemente también tenga algunos toques de humor. No queríamos que estuviera sobrecargada de humor, porque es verdad que ahora muchas películas de animación abusan de eso y encadenan un gag detrás de otro y se pierde la historia. Aquí creo que hemos trabajado muy bien la historia, los personajes, la relación entre la protagonista y el dragón, que es casi paterno-filial… Creo que es una película que va a emocionar.

Larry: Creo que esa es la gran palabra: emoción. Queríamos que la gente pudiera salir del cine con el recuerdo de la emoción que te ha producido la película. En Estados Unidos la película se va a ver en streaming en Hulu, que es una marca de Disney. Los ejecutivos nos dijeron que con ‘Dragonkeeper’ habíamos recuperado la textura y la emoción de películas de otra época.

También te puede interesar