Actualidad

ENTREVISTA

Diego Lerman: “Si no se potencia y se extrema todo lo que sea la educación, estamos jodidos”

Hablamos con el director argentino sobre 'El suplente', una reflexión sobre la educación y el futuro de las nuevas generaciones premiada en San Sebastián

Madrid·Actualizado: 13.01.2023 - 04:39
Diego Lerman presentó 'El suplente' en San Sebastián
Diego Lerman presentó 'El suplente' en San Sebastián · Fotografía: Jorge Fuembuena

Es más importante que nunca hablar ahora de la educación. En este mundo tan polarizado, con tantos discursos de odio y de intransigencia, de no escuchar al otro, la educación plantea un desafío de convivencia”. Diego Lerman (Buenos Aires, 1976) tenía claro dónde tenía que poner su mirada en su sexta película como director. 'El suplente' llega este fin de semana a los cines tras su puesta de largo en los festivales de Toronto y San Sebastián, donde volvió a rascar premio cinco años después de que 'Una especie de familia', su anterior largometraje, fuera reconocida por su guion.

En una película sobre las nuevas generaciones, es casi poético que en esta ocasión el premio haya ido a parar a su propia hija adolescente, Renata Lerman. Han pasado quince años desde el estreno de 'La clase', la aclamada Palma de Oro de Laurent Canet que planteaba una serie de dudas y preguntas que, desgraciadamente, siguen vigentes a pesar de que el foco haya pasado de los millennials a la generación Z. El argentino reconoce desde la ciudad donostiarra que Canet leyó el guion de 'El suplente' y compartió notas con él, aunque defiende que la problemática social y educativa de ambos países son muy diferentes.

“Creo que la singularidad de mi película es que su historia que transcurre en el aula, pero también fuera de ella”. El título de la película hace referencia a un prestigioso profesor de literatura de la universidad de Buenos Aires que decide aceptar una suplencia en una escuela del barrio donde creció, en la periferia de la ciudad. Lucas, estancado en su propia crisis vital, tendrá que apelar a todo su ingenio para sacar adelante las clases y, al mismo tiempo, superar sus límites y prejuicios para intentar salvar a su alumno favorito, perseguido por un grupo narco del barrio.

Lerman decidió ambientar su nuevo trabajo en una de las zonas más conflictivas de su país, donde la esperanza de vida de muchos jóvenes a menudo no pasa de los veinte años. “Es dramático muchas veces porque la marginalidad es latente. ¿Qué hacemos con eso? Esa es la pregunta, pero no sé la respuesta y no creo que la tenga una persona. Creo que la respuesta la tiene que dar la sociedad, pero que tiene que haber políticas urgentes para eso, no a largo plazo o no sólo a largo plazo”.

Diego Lerman y Renata Lerman, la ganadora de la Concha de Plata por 'El suplente'.
Diego Lerman y Renata Lerman, la ganadora de la Concha de Plata por 'El suplente'. · Fotografía: Alex Abril

A Lerman le preocupa que las nuevas generaciones de argentinos no tengan las mismas oportunidades que él o que su hija adolescente, flamante ganadora de la Concha de Plata a la Mejor Interpretación de Reparto en San Sebastián. Para el director no es solo cuestión de formarse académicamente o prepararse para el futuro laboral. La educación también es fundamental para poder percibir diferentes complejidades sociales. “Si no tienen esa oportunidad de formarse, las generaciones se vuelven más ignorantes y el mundo un lugar más complejo, complicado y finalmente oscuro”, lamenta.

Cuando Lucio vuelve a las clases donde se formó, se da cuenta de que ahora sus habitantes tienen unas preocupaciones, un lenguaje y unas inquietudes muy diferentes a las que tenía cuando era un chaval. Según el director y guionista, en todas las épocas siempre se da esta dicotomía entre la juventud y las sociedades más establecidas. Lerman reivindica una de las corrientes artísticas que más ha enfrentado a las nuevas y viejas generaciones en los últimos años. “El trap en Argentina es algo muy contundente actualmente. Creo que hay algo muy poético en él, con esa base de rima e improvisación, donde se transmiten unos mensajes muy fuertes. La juventud actual ha encontrado ahí algo sumamente revolucionario, masivo y que va más allá de los gustos musicales. No estoy hablando de música, si no de un canal, de la posibilidad de conectar. Eso es alucinante”.

Juan Minujín es el protagonista de 'El suplente'
Juan Minujín es el protagonista de 'El suplente' · Fotografía: a contracorriente films

'El suplente' aborda también una crisis existencial para un protagonista que, mientras debate sobre aceptar o no la oferta de convertirse en un catedrático de la Universidad de Buenos Aires, se replantea todas sus prioridades y mira al horizonte con incertidumbre. “ Esto que se llama la crisis de la mediana edad, que no sé muy bien qué es, pero creo que a todos nos agarra en algún momento”, reconoce risueño el argentino. Lerman reconoce que, de la misma forma que su última película se pregunta varias veces para qué sirve la literatura, él también se ha planteado esa misma cuestión en su carrera como director.

Con la pandemia me he preguntado mucho si iba a seguir haciendo cine. No solo si esta película se iba a hacer porque necesita condiciones sanitarias muy singulares para poder hacerse, sino para quién hacemos esas películas. La respuesta es que no lo sé”. Aunque celebra que su último trabajo vaya a ser estrenado en salas en varios mercados, también asume que las plataformas de streaming permitirán que sus películas lleguen a más gente. “Lo que me preocupa más es el lugar del cine y de las artes en general en este mundo también tan mercantilizado que busca cosas concretas, algoritmos y planillas”.

El bonaerense prefiere reservar su moderado optimismo para el final de 'El suplente'. “Soy optimista en la creencia y la certeza de que la solución puede llegar por el lado de la educación. ¿Hacia dónde va a ir el mundo en general y qué lugar va a ocupar la educación en las diferentes sociedades o en la sociedad argentina? No lo sé. Me gustaría pensar que va a ser por ahí, pero creo que eso todavía está en discusión. La película y yo estamos de acuerdo en que si no se potencia y se extrema todo lo que sea la educación, estamos jodidos”. Se puede decir más alto, pero no más claro.

También te puede interesar