¿Ya eres parte de Kinótico? Inicia sesión

Sigue leyendo este artículo por solo

0,70€

¡O únete a la comunidad Kinótico con una de las siguientes opciones!

Kinótico Pro

  • 3.99

    / mes

  • 39.99

    / año

Kinótico Industria

  • 9.99

    / mes

  • 99.99

    / año

* Sin compromiso de permanencia. Podrás cancelar cuando quieras

Crítica

‘El castigo’ desmonta tabúes con una apabullante Antonia Zegers

La coproducción chilena-argentina dirigida por Matías Bize suelta demonios, perturba e incomoda con el lúcido y valiente guion de Coral Cruz alzándose como uno de los títulos más potentes del Festival de Málaga

Bremen·Actualizado: 18.03.2023 - 06:39
Fotograma de 'El castigo', de Matías Bize
Fotograma de 'El castigo', de Matías Bize · Fotografía: Festival de Málaga

Publicidad

Anuncio:Ad Festival de Málaga 2023

En un bosque Ana y Mateo buscan a su hijo Lucas. A modo de castigo, lo habían dejado al pie de la carretera hacía cinco minutos atrás. Lo llaman, lo buscan, empieza a anochecer y el chico de 7 años no da señales. “Está escondido”, dice Ana convencida de que Lucas les está mirando desde una distancia prudencial, de que ahora es el hijo el que reprende a sus padres. Ana lo cree capaz de eso y de más.

‘El castigo’ es un drama con certeros elementos del thriller que se desarrolla en tiempo real y que termina por calar en los huesos de los espectadores. Matías Bize logra que el ritmo del plano secuencia de esos intensos 85 minutos no decaiga en ningún momento. Con cada giro siempre hay una aportación nueva o un gesto, por mínimo que sea, de Ana (Antonia Zegers) dejando al descubierto capa tras capa de sus sentimientos reprimidos, miedos, presiones.

En medio de la desesperación, Mateo (Néstor Cantillana) llama a la policía para que les ayude en la búsqueda. Sin embargo, Ana se mantiene firme en que ya Lucas aparecerá, conoce bien a su hijo, acostumbrado a sobrepasar los límites y a desbordarla.

También te puede interesar